martes, 26 de julio de 2011

Jo no soc aquell que naix de peu, que naix per caminar, per beure llet ni per provar els plaers de la vida. Aquest mon es un desert i les dunes em donen escalfor, que em donen soletat i compassió. Aixì es el meu mon: tot mort.

jueves, 21 de julio de 2011

Anirem als nous regnes d'Orient que tant perteneixen els nostres cors. Tal volta veja'm com s'il·lumina el rostre dels nous al·liats i com son els seus cascs plens de valor. Aleshores es quan estan preparats per lluitar, per defendre's front el major perill dels nostres moderns temps que assoleix l'espirit i crea fantasmes d'il·lusiò i fantasia. Mentalment recorregut, s'apodera del nostre semblant en un capdal de vanes esperançes. Doncs sols ells conclouen la vida, i nosaltres la mort. L'home té que lluitar amb una espassa invencible. Tant es el coratge que ha de rebutjar llocs plens de farandules i perjudicis. Tot l'amor que ha de tindre al seu ferotge enemic, té que aplicar-se'l a d'ell mateix. No val ser cobard en el moment de voldre, en el moment d'amar. Aquesta es la materia invencible, l'espassa d'or brunyit d'esperança. Sols una conquesta, la del esperit, es la que comença el viatge: el camí del cor al cervell. Tot es deu a l¡individu mateix, al monstre autodestructiu, que implica la vida: vos.

martes, 19 de julio de 2011

lunes, 18 de julio de 2011

Todo es de un color liso.
Hasta los intensos zapatos,
tan estrechos como son.
Si es que los encuentro.

Parecen dos iguales pero
no son siquiera semejantes.
Las mismas piedras adornan,
distinta es la razón.

Corre el suelo, áspero, sin alma.
Fino oído se oye en la carretera
por donde tanto uno pasa.

A salvo de un zumbido,
cosa es de todos, solitarios,
a riesgo de la muerte.



Campana/s...

Tanteo tonto que tanto ofrece,
tente entre las cuerdas amarrado.
Dulce tocar de misericordia
a rítmico paso has de dar.

Tanto agudo y pobre como
tanto otro grave y fuerte,
todo suena a las mismas horas,
a las mismas razones.

Pura existencia sonora. Todo físico.
Sin embargo, a simple vista no
blasfema contra la vida.

Tanta muerte para honrar
la misma razón: ninguna.
Todo sea por caer en vano.


Verde corazón...

Apenas colorado, luce esplendor
que se ensaña con su mente,
con toda la alegría de su ser,
con todo el mar del mundo.

Apenas lúcido su nombre es,
pues todos creen que saña
en todo su palpito corazón.
Todo en aire de tormenta.

Y es cierto, todo magullado
esperando la gran vía,
la gran escapatoria.

Y es cierto, todos son atraídos,
porque así son ellos,
todos... menos yo.

Soneto Triste

Alambres de espino, este metal tan
candente. Herida sombra de estío,
¿Cuánto mal ha sufrido? Cuento tardío.
Marcado hereda quien no lo matan.

Apenas los árboles sí lo cantan
ya que hace callar el viento pío.
¿Por qué no me darán todo lo mío?
Tal vez, sólo tal vez, no se percata.

Sigue raso el pobre marinero,
si duras creencias corre el vaso,
por lo que sigue, humilde velero.

Siempre cómo el necio, sin su caso,
mata el toro, éste es torero,
sólo sin sangre, es puro veneno.

domingo, 10 de julio de 2011

Charles bukowski...

La mayoría de la gente va del coño a la tumba sin que apenas les roce el horror de la vida.



viernes, 8 de julio de 2011

[…]

- Oye, te estoy ayudando, ¿vale? Hemos venido hasta aquí para averiguar más cosas de la muerte de tu padre, un asunto que a mí no me afecta lo más mínimo. Estoy haciendo todo esto por ti…

<<…para librarte de mí. >>, corrijo.

- ¿Y que diferencia hay? ¿No es lo que quieres tú también, marcharte por el túnel de luz?

<<Sí que hay una diferencia, pero eres demasiado egoísta y mezquino como para poder verla. No es lo mismo el motivo que el objetivo; puede que nuestros objetivos sean los mismos, pero tus motivos no son generosos, y eso es lo que me duele. Aunque sé que no puedo esperar otra cosa de un demonio. >>

- Cierto – asiente Angelo -. La generosidad, la bondad, la compasión y todas esas cosas cayeron del lado de los ángeles el día de la creación. Qué le vamos a hacer.

Sonrío a mi pesar.

<<Quizá vosotros fuisteis ángeles alguna vez, y lo hayáis olvidado. >>

[…]


miércoles, 6 de julio de 2011

¡Puedes volar! Estoy indeciso aunque estoy viendo como se eleva. Es como una ave. De las entrañas creada por sus progenitores. Amo esta vida. Pero estoy preocupado. Este soy yo. ¿Quien es ese? Se le nota el carácter espontáneo. ¡Oye! Vuelve a crecer, y más, y más. Me corro de satisfacción como todo aquello que envuelve el aura del espíritu blanco que estoy viendo. Y desciende para coger más velocidad. Revolotea y ¡Sube de nuevo! ¡Corre! ¡Vuela alto! Es lo más bello que he visto jamás. Me seco los ojos llenos de lágrimas. Esto es. En fin, ya se fue. A sido bonito mientras duró, ¿no? Me alegro de haber estado presente. Ahora, y con un suspiro, me abandono. Se finí.

Olvidada. Sola, escondida en ese oscuro cajón. Allí, sin poder respirar, sin poder escuchar, ni más ni menos, aquella enajenada muerte, fruto de todas las maldades posibles. ¿Tal vez renacida? ¿Acaso es frecuente su sonido? Todo lo que le rodeaba no era fruto de sus obras, sino de sus maldades y de sus frías miradas causadas por un sentimiento de contrariedad. Sólo era finita, sólo altiva, tal vez recordada, tal vez...

¿Pero qué digo? Así abro una pregunta. A todos nos llega la hora del pensar racionalmente. Supremacia nos da. Por algo estamos aquí. Y ahora desciendo para un final. ¿Qué tal hasta ahora? Todos los elementos, la suma de los factores. Todo es un resultado.¡Acabemos de una vez! Y ahora paz, piano y tardío con un continuado "plié". ¿No hablaba de la muerte? También puede ser bella. ¡Y lo es!  Doblemente amarga la vida se prolonga. Somos los reyes de nuestra propia creación. ¿Qué digo? Tan sólo un humilde acorde me resuena en la cabeza. Ahora con más fuerza. Sólo oigo a un compositor de la naturaleza creando algo único. Pero siempre con el tema principal que siempre preside las reuniones mentales. Todo se complementa. Una idea de belleza, otra de la vida, similar a la anterior, y, sin embargo, volvemos de nuevo al tema, reexposición de los hechos. Ya está todo desarrolado. Y fin. Adiós.