sábado, 11 de junio de 2011

¿No te has despertado nunca con el corazón partido, una carta quemada siendo Lunes? Que pena que llueva, todo gira alrededor del universo ínfimo, todo... ¿seguro? Ni idea. Tal vez sea la brisa veraniega o el olor a porro de Ben, pero quiero estar segura de algo. Algo insustancial como el olor de las nubes o las grietas de una vasija rota. Vieja como mi abuela. No me gustaría ser nunca así de vieja. Solo ser guapa... eternamente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada