martes, 4 de diciembre de 2012

"Nunca serás feliz si sigues buscando el origen de la felicidad. Nunca vivirás si le buscas el sentido a la vida", Albert Camus

miércoles, 21 de noviembre de 2012


¡18! :D


Esta entrada es para ti. La rubia, mi lagartija. Felicidades granujilla, ya eres legalmente libre. Disfruta del número más feliz del mundo, pero sobretodo de ti misma y del mundo que te rodea.  :3


<<La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida>>, Miguel de Cervantes Saavedra

domingo, 18 de noviembre de 2012


Sinceramente, ser músico es una de las mejores cosas que jamás me podrán haber pasado. Es una vida agridulce: llena de largas horas de intenso estudio del cual no siempre salimos muy bien parados, pero también del amor al arte. Por esa eterna sonrisa del niño interior que nos dice "Sí, lo estás haciendo bien", estos son mis acordes, mi vida, mi todo yo. Gracias. ^^



viernes, 16 de noviembre de 2012

‎"El acto más importante que realizamos cada día es tomar la decisión de no suicidarnos.", Albert Camus

jueves, 1 de noviembre de 2012



"El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo.", Aldous Huxley.

Uno aprende a amar, no cuando encuentre a la persona perfecta, sino cuando aprenda a creer en la perfección de una persona imperfecta.

martes, 23 de octubre de 2012


Umbrío por la pena, casi bruno,
porque la pena tizna cuando estalla,
donde yo no me hallo no se halla
hombre más apenado que ninguno.

Sobre la pena duermo solo y uno,
pena es mi paz y pena mi batalla,
perro que ni me deja ni se calla,
siempre a su dueño fiel, pero importuno.

Cardos y penas llevo por corona,
cardos y penas siembran sus leopardos
y no me dejan bueno hueso alguno.

No podrá con la pena mi persona
rodeada de penas y cardos:
¡cuánto penar para morirse uno!



Miguel Hernández

domingo, 7 de octubre de 2012



Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo. Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar. Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no se atreve a cambiar el color de su vestimenta o bien no conversa con quien no conoce. Muere lentamente quien evita una pasión y su remolino de emociones, justamente estas que regresan el brillo a los ojos y restauran los corazones destrozados. Muere lentamente quien no gira el volante cuando está infeliz con su trabajo, o su amor, quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir detrás de un sueño quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida, huir de los consejos sensatos...

¡Vive hoy! ¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!


sábado, 15 de septiembre de 2012


Recuerdos de una mente irreal...


            Bailábamos. Ahora no recuerdo quien era: posiblemente fuera Marta. Era una noche espectacular: todos íbamos vestidos de gala. Apenas se quejaba ella de no estar con su amado bailando el agarrado un-dos cuatro pasos hacia delante y cuatro hacia atrás cuando lo vio. Era él: deseaba estar con él. Entonces fue cuando yo la animé a ir en un repentino cambio de parejas. Curiosamente estaba mi amada Norah Jones bailando sola y me abalancé precipitadamente sobre ella.

            Ella hablaba (habla) inglés, y yo apenas lo sé chapurrear. A ella la entendía a la perfección: era (es) una diosa del blues. Y bailamos: bailó conmigo. Me sentía el tío más afortunado del mundo: mi patetismo rozaba el extremo al no saber gesticular apenas dos palabras en inglés por mi inexperiencia en el idioma. Odié con fuerza el pasotismo de las clases en el instituto, en el colegio. Ahora sabía que debía haberme esforzado más porque, al fin y al cabo, no era (no me parecía) tan complicado. Y ese patetismo estuvo presente en mi vida, en nuestras vidas, durante toda la noche. Apenas pasado un minuto (y poco más), ella me abandonó, a mi suerte, solo. Corrí tras ella y como alguien que ha perdido a su mamá le pedí bailar (de aquellas formas) un rato más a la mismísima Norah Jones.

            Sabía que no aceptaría, pero al menos debía intentarlo: jamás tendría otra oportunidad como esta, tal vez nunca más en la vida. Aceptó (¡GRACIAS! – pensé agradecido) y bailamos, pero esta vez en mi casa. Fue instantáneo: en un abrir y cerrar de ojos ya la tenía en mi cocina, en mi salón. Quise hacerlo perfecto: un par de copas con hielo, música jazz, en mi salón, los dos solos… Ella tenía sueño cuando yo le volví a insistir. Le dije que cómo era que había aceptado si no entendía el castellano, me respondió (en inglés, por supuesto) que lo suficiente cómo para saber cuando se necesita algo más que un baile. Y entonces bailamos unos segundos: agarrados, el uno sólo con el otro; y fue cuando yo desnudé mi alma: se lo di absolutamente todo de mí, mi yo más yo, el más íntimo, el más perfecto…

            Volví a la cocina pero a la vuelta a ella le había ganado la batalla el cansancio: estaba durmiendo tapada con mis mantas en mi sofá, tan perfecta… Curiosamente se apoyaba algo gris y pesado en la frente y yo se lo quise quitar de ahí: no entendía lo que era. Algún pelo de su precioso cabello le pude arrancar, para mi desgracia, que la desperté y bastante enojada. Yo a despensas de una disculpa en toda regla intenté justificarme pero ella me decía que era totalmente justo y necesario que hubiera cargado su portátil ya que era algo que quería hacer por ella misma para no molestarme. Yo me excusé como intento de caballero, pero le sentó mal.

            De repente me sonó el móvil: era el tono de Diana Krall que tengo por llamada. Vi en la pantalla “Capitán Chándal llamando”. ¿Qué coj…? – pensé.

-          ¿Sí? – respondí extrañado.
-          ¡Hola Xavi, soy Izan! ¿Te pillo en mal momento?  – respondió una voz al otro lado.
-          Hombre, pues… sí. ¿Qué quieres?
-          Verás, tengo libre. ¿Quieres quedar y vamos al cine? Hacen una sesión muy buena a las 2.35h y si quieres puedo pasar por tu casa a recogerte, ¿Te hace?
-          Estoy ocupado, adiós – dije impacientado.

            Ella empezó a hablar fuerte: no a gritar, a hablar fuerte. Estaba muy dolida y algo cabreada. Intentó irse: y se fue. En ese mismo instante se me juntaron dos cosas: el abandono de mi diosa despampanantemente vestida con lentejuelas de un rojo apagado y el llegar de Izan al lado de un conductor vestido con un chándal gris y azul.

---------------------------------

            Fue todo un caos que no supe del todo entender pero que ocurrió. En un instante cambió todo: oía tacones de aquí para allá caminando con relajada prisa. Por un instante fantaseé con ella: todo había ocurrido. Pero en seguida me di de bruces con la realidad cuando el estúpido ingente de mi cerebro me devolvió a mi verdad, la más pura: mi vida. Quise huir de ella, recurrir de nuevo a aquella vida tan perfecta, tan realmente superficial, pero el tenaz sentido común dictaba quedarme aquí.

            Noté algo prominentemente duro debajo de mi tórax: la tenía dura. Pero no fue excitación, apenas la doméstica acumulación de orina matutina. Era todo muy confuso, pero real. Era mi realidad, la permanente, la veraz, la mía. Poco a poco se fue secando el lago de mis deseos, de mis sueños, y daban paso al desierto que era estar conmigo mismo. Esperé al apagar de la voz, a la dejadez del taconeo y me erguí estirando cada músculo de mi cuerpo. Era sábado. Meé y desayuné. Sólo una cosa me supo salvar de mí mismo aquella mañana de finales de verano, de principios de otoño: Good Morning. Era mi diosa.


martes, 11 de septiembre de 2012

Ella...


Ella es sensible, tanto que a veces se [le] corre el rimel por nada;
Ella es delicada, tanto que su piel parece estar hecha de cristal;
Ella es dulce, tanto que sus labios tienen el color de la fresa;
Pero nunca es débil.

Ella está omnipresente [en] los corazones de los hombres;
Ella hastía al desagradecido y enardece al valiente;
Ella vence a las desdichadas, convirtiéndose en dichosa;
Porque nunca es débil.

Ella se convence con un solo toque de la razón;
Ella ama con todo su corazón;
Ella es mi musa;
Pues nunca es débil.
"El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo", G. A. Becquer





lunes, 23 de julio de 2012


Mañana de las cinco,
poeta despertose,
lágrima derramada,
bostezo errante.

Naranja tono latente,
¡Ruido! Ojo presente.
Silencio predominante,
recuerdo susurrante.

Tranquila llama la noche,
poeta levantose,
habitación perdida,
horizonte encontrose.

El baño susurra:
“Ven, querido poeta”.
Marcha emprendida,
vejiga vendida.

Pleno acto hace,
un fantasma nace.
Por cortinas aire corre,
¡Susto!, pobre poeta.

Ya a la vuelta,
hazaña revelose,
como pequeño poeta
al fin durmiose.

J.


miércoles, 13 de junio de 2012

"Podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía", Gustavo Adolfo Bécquer

martes, 1 de mayo de 2012

Homenaje a a Nicanor Parra



Hoy quisiera rendir homenaje al que tal vez sea el mayor poeta de la literatura hispánica. Su nombre es Nicanor Parra y nos espera al otro lado del charco con su afanada antipoesía, la cual le ha valido el Premio Cervantes 2011. Miembro de una familia de folklorista de prestigio, desde muy joven se interesó por la poesía popular, por los cancioneros asociados a la música tradicional de su país, conocimiento que completaría más tarde con una asimilación profunda del neopopularismo de la Generación del 27 española. 

Pero, ¿Qué es la antipoesía? El mismo Parra intenta aclararlo en 1958: "el antipoema [...], a la postre, no es otra cosa que el poema tradicional enriquecido con la savia surrealista - surrealismo criollo o como queráis llamarlo". Y más tarde en un poema titulado "Test" de su libro "La camisa de fuerza" (1969):

"¿Qué es la antipoesía?
¿Un temporal dentro de una taza de té?
¿Una mancha de nieve en una roca? 
¿Un espejo que dice la verdad?
¿Un bofetón al rostro del Presidente de la Sociedad de Escritores?
¿Un ataúd a chorro?
¿Un ataúd a fuerza centrífuga?
¿Un ataúd a gas de parafina?
¿Una capilla ardiente sin difunto?"

Yo propongo el siguiente poema -antipoema sería mejor nombrarlo- como calificación del pequeño entusiasmo por este extravagante escritor que puede reflejar la capacidad de sorpresa al lector medio a través del impecable manejo de un lenguaje aparentemente vulgar, doméstico y prosaico.

QUÉ ES POESIA

"La fundación del ser x la palabra
Poesía eres tú
Todo lo que se mueve es poesía
Lo que no cambia de lugar es prosa
Pero qué es poesía
Todo lo que nos une es poesía
Sólo la prosa puede separarnos
Sí pero qué es poesía
Vida en palabras
Un enigma que se niega a ser
descifrado x los profesores
Un poco de verdad y una aspirina
Antipoesía eres tú"

Also Sprach Altazor (Discurso de Cartagena)





martes, 10 de abril de 2012

Extractos 2


¡Oh, Poesía! ¡Oh, tesoro! ¡Oh, tú, perla mental!
Los tumultos del pecho, las borrascas del mar
no podrán impedir que tu ropa irisada
junte tantos colores que al final te dan forma.
Pero apenas te ven en la frente viril,
ante el pálido brillo misterioso que tienes,
todo el vulgo asustado lanza horribles blasfemias.

[…]
                                               Alfred de Vigny

Hoy me he enamorado =)


lunes, 9 de abril de 2012


Tú lluvia, eres quien moja el rostro del mundo.
Eres digna emperatriz de las noches silenciosas,
la reina del mundo, de la tierra, de la tenaz tierra.
¡Al fin tú, lluvia! No te rindes nunca, por nada.

Hermana de los rayos, aquellos violentos gemelos
que arrasan con todo, con tu creación, con nosotros.
¿Quién no sería pintor al contemplar el mejor cuadro?
¿Cuál poeta sería sin su eterna inspiración mundanal?
¿Qué músico no se atrevería a tocar en tu nombre?

¡Llórame en un río, corazón de hielo! ¡Llórame!
Porque hasta el más arduo hombre lo haría,
hasta el más necio se postra entre tus sollozos,
tus penas, tus amores incondicionalmente sobrios.

Un hombre solitario transpira sudor y emociones:
¿Quién llora? ¿Es él quien sufre sus baldías condenas?

                                                                                  J. Poveda
En dedicación a mi apasionada musa, Ainhoa.

Ella

Delicado rostro, fruto de tu ser. ¿No crees que lloverá?
Pobre alma excitada desde la infancia, así subsistes.
Porque los graves sueños resurgen, así te llamas mujer.
Pero, asimismo, del todo no sientes, no amas, no te adormeces.

Porque no entiendes la felicidad sin su hermana,
melancolía que florece en tu indolente rostro,
ejemplo de una melodía infinita, siempre resurgida del olvido,
debilidad esperanzadora de tanta añoranza vacía.

La tristeza, que tiznan tus ojos de soledad perpetua,
crean vanidad casi extinta de unánime contemplación,
constantemente eterno y perdurable recuerdo de ti misma.

No te hallarás nunca, alma mía, sin tu exigua reminiscencia,
por los intervalos tu película térmica, anda la pasión inexorable,
atenta siempre al vals de las almas perdidas por su misma existencia.

J. Poveda

dedicado a Ainhoa, mi actual musa =)

lunes, 12 de marzo de 2012

Homenaje a Andrea Tirado




Homenaje a Baudelaire

Suelen, por divertirse, los mozos marineros
cazar albatros, grandes pájaros de los mares
que siguen lentamente, indolentes viajeros,
el barco, que navega sobre abismos y azares.


Apenas los arrojan allí sobre cubierta,
príncipes del azul, torpes y avergonzados,
el ala grande y blanca aflojan como muerta
y la dejan, cual remos, caer a sus costados.


¡Que débil y que inútil ahora el viajero alado!
El, antes tan hermoso, ¡que grotesco en el suelo!
Con su pipa uno de ellos el pico le ha quemado,
otro imita, renqueando, del inválido el vuelo.


El poeta es igual ... Allá arriba, en la altura,
¡qué importan flechas, rayos, tempestad desatada!
Desterrado en el mundo, concluyó la aventura:
¡sus alas de gigante no le sirven de nada!

miércoles, 7 de marzo de 2012

Vaguedades 1

Me siento como un vagabundo,
el cual se arropa a sí mismo,
con su propia lástima:
Los mismos movimientos
 con los que el perro se encoge
para acostarse, siempre tan encogido...

Levanto la mirada algunas veces
para vislumbrar, no más que
de vez en cuando, el abismo de la pobreza,
penuria tan llena de estiércol
que es la propia Tierra.

No deberíamos existir los personajes
tan coléricamente compasivos,
tan pisoteados por sus propias palabras
que nos hacen sentirnos presos
de nuestras mismas ideas,
ese fruto tan conocido por la mente.

Tal vez sólo sean los sueños de un rimador antiguo,
de inacabadas frases. Pero existen tantos "Tal vez"
en esta insuntuosa y apenas apetecible infinitez
del ser humano: Todo su poder tizna la melodía infinita
tocada incansablemente por la naturaleza,
siempre tan servicialmente obtusa y egolatra...

Todo lo colocará el tiempo llano, tarde o temprano.

jueves, 1 de marzo de 2012

Soneto 104 de Petrarca

No tengo paz ni puedo hacer la guerra;
temo y espero, y del ardor al hielo paso,
y vuelo para el cielo, bajo a la tierra,
nada aprieto, y a todo el mundo abrazo.

Prisión que no se cierra ni des-cierra,
No me detiene ni suelta el duro lazo;
entre libre y sumisa el alma errante,
no es vivo ni muerto el cuerpo lacio.

Veo sin ojos, grito en vano;
sueño morir y ayuda imploro;
a mí me odio y a otros después amo.

Me alimenta el dolor y llorando reí;
La muerte y la vida al fin deploro:
En este estado estoy, mujer, por tí.


domingo, 26 de febrero de 2012

Totalitarismos 1


Silencio, eso pido. Todo por la nada.
Porque el silencio lo dice todo,
Sin decir absolutamente nada.
Porque sin la nada no habría un todo.

Todo lo que suena se queda en nada,
Finalmente, ¡Así va todo!
Porque sin el todo no habría nada.
Todos caen por olvidarlo todo.

El silencio, realmente, lo da todo:
Se calla sin pedir a cambio nada.
Quien sabe callar, queda en boca de todos.

El ruido lo recoge todo:
Todos los sonidos excepto la nada.
Este es el verdadero mundo: todo.

                                                           J. Poveda

Para Laura Barreda

viernes, 24 de febrero de 2012

Extractos 1

El poeta

                       [...]

Si quieres solamente, hermana mía,
un beso de unos labios amistosos
y lágrimas vertidas por mis ojos,
yo te daré todo eso prontamente.
Pero que nuestro amor no se te olvide
si vuelves a ascender a tu alto cielo.
Yo no canto en mis versos la esperanza,
ni tampoco la gloria, ni la dicha,
¡ay de mí!, ni siquiera el sufrimiento.
Mi boca, como ves, guarda silencio
para escuchar la voz del corazón.

                       [...]
Alfred de Musset

lunes, 20 de febrero de 2012



Mirando al azar, así es como te veía.
Sonado ya el esperpento, oído ya la tragedia.
Siguiendo con veloz trote,
caballo que susurra su nombre,
hidalgo que tañe su espada.
¡CORRE! ¿Crees que llegarás a buen puerto?
No sabes la amargura que alienta el claroscuro.
Sigue siendo, y por es, el amable rostro
del anciano sonriendo, viéndote, oyéndote.
Nace de las grandes colinas
aquel todopoderoso gigante,
aquel al que osáis llamar vuestro hijo.
Nacido de una estirpe de príncipes,
os arrebata la vida, el trono
y vuestra mujer, su madre.
No será presuroso en tu búsqueda,
preferirá que el pudrir de tus venas
te alcance antes que el vasto imperio
que sigue su rumbo, como un río,
hasta el mar.

Recordando viejos sueños...


No puedo oír. No puedo escuchar.
No puedo sentir el viento que acaricia mi cara.
No puedo ver ni observar. No puedo
entender la rosa que feliz está.
No puedo distinguir tu lágrima
de tu hermosa sonrisa.

La suave brisa. El céfiro.
Un soplo de aire. Un soplo de viento.
Un soplo de tu dulce mirar
bañado por el aura y el hálito que congoja
tu ferviente, suave y afable rostro.

Nocturno. Melancólico. Taciturno.
Desconsolado y abatido. Afligido.
Doliente y apenado. Retraído y lánguido.
Extenuado y esquivo. Adusto e insocial.

Nombres que reducen, definen, aman,
lloran, ríen, sollozan, quieren, suspiran,
se enfadan, seducen, buscan, envidian,
se excitan, se inquietan…
                                   …pero siempre solos.

martes, 14 de febrero de 2012



Noche, quebrada noche. Naces del
estupor de la mañana.
Dulce esperpento que atañe al frío
corazón que late por madrugada.
El corazón que late en cada
sombra, en cada amor sombrío que
acecha las colinas del aire.
Sopla temido estupor ya nombrado.
No caes en el olvido con las
garras de los hombres si no es con
una cálida espada.
Danza con el hálito de todos aquellos
que esperan ambos lados de la carretera.
Muere por fin en el ardor de la cuna que
tanto ahuyentas, que tanto vigilas,
que tanto amas. Nace luego
de esas cenizas y vive en el desperfecto
orden que tanto te ha tocado soñar y
acontece, pues, en tu dulce despertar.

sábado, 11 de febrero de 2012

No cuenta sus problemas porque asi parece que no han pasado...


Distorsionan nuestras mentes con tanto ruido, convirtieron nuestras vidas en tan solo una competición. Ver la imagen de la realidad, mil maneras de ver las cosas. Ser capaz de recapacitar. No es el dinero, no es el poder, no es ser el primero: es lo que tu quieras. Vamos a elegir donde están nuestras metas. Vamos a gritar lo aprendido hasta ahora. ¡Pruébalo, el mundo se acaba! ¿Qué más da lo que piensen de ti? 


Perdimos el norte, pero nadie dijo que era la única forma correcta de avanzar. No diremos nada que lo pueda joder. Esta noche no existe nadie mas. No entienden de nada. Nosotros dos buscamos algo que todos ignoran. Ella se niega a crecer. Dice que ha nacido solo para llevarle la contraria a todo el mundo. Ha vivido entre mentiras, eso la ha hecho ser de verdad. Sueña con el momento, de escapar. Prometo que algún día lo logrará y ya todo será perfecto. Ella prefiere no hablar. El día que lo haga, explotará todo el mundo. Piensa que todo el mundo se ha unido en su contra, saborea sus segundos. 


Nos conocimos de madrugada, arreglando el mundo en un bar. Pasaron los años, llegó una gran amistad. Un día el ron nos hizo perder el equilibrio y caer. Pasamos semanas sin salir desnudos. Creímos en la película que inventamos sin quererlo. Se han cerrado estas luces de ciudad. Llego esperando otra casualidad. Llamando a cualquier lugar, en nuestra lengua universal. Sintiéndome enorme mirando al cielo, llenándome de miedo a lo desconocido, viajando a la deriva en este mar. Perdido en un grande de color azul.


Aitor Albella

domingo, 29 de enero de 2012

Creo que estamos en la época de la decadencia. Decadencia porque todos los valores y estructuras se derrumban: hartos de las mismas ideas, de los mismos tópicos, de las mismas maneras de hacer las cosas... ¿Y para qué? Para nada. Para seguir dentro de 100 años absolutamente igual. En distintas circunstancias, pero igual... Así, ¿Qué estamos relegados sólo a escoger las circunstancias? Porque los temas son siempre los mismos. Así pues, qué más da lo que hagamos si la gente es siempre la misma. Solo vivir dentro de nosotros, dentro de nuestro mundo, dentro de un todo, en el interior de la nada.

martes, 24 de enero de 2012

La gente cambia

Se acabó, una nueva era ha empezado. Es cierto, los mayas tenían razón: se va a acabar el mundo en el 2012. Yo creo que ya se ha acabado: el mundo tal y como lo conocemos se ha cerrado y solo forma parte de la historia. Estoy harto de oir muchas veces comentarios de asombro hacia las nuevas costumbres juveniles. Cosas como que "los chavales de hoy en día cada vez son más pequeños" o "¿Cómo es posible que conozcan a Justin Bieber y no al mítico Frank Sinatra?"

A mi opinión, sí, es cierto que la gente cambia. Y es que la sociedad cambia. También lo hace la época en la que vivimos. Y hablando de sociedad, me gustaría destacar como nos empiezan a llegar cada vez más pistas de este paso hacia el futuro. Pero no resulta -o al menos a mi parecer- que vayamos progresando, sino más bien todo lo contrario.

La ignorancia empieza a asentarse en en las nuevas, y no tan nuevas, generaciones. Este retroceso es el que mucha gente desconoce pero, y como es costumbre, existe el miedo a hacia lo desconocido. Porque sí. Porque así es la gente. Y como todo español que se precie, preguntar que es lo que opina el vecino antes de pensar primero por nosotros mismos es parte de nuestra tradición.

¿Un consejo? La capacidad de adaptación al nuevo medio es lo que siempre ha caracterizado al animal que logra posicionarse superviviente en la ardua marcha por la vida. Y nosotros , no los españoles sino el ser humano, también es un animal. Racional, sí, pero animal. Por algo somos la "raza predominante" de nuestro ecosistema planetario. Coger el toro por los cuernos debería ser una virtud y es que la gente con iniciativa siempre es la que mueve el mundo. Una idea puede cambiarlo todo. Y mi consejo es animar a ser gente con capacidades, con decisiones y cometer muchos, muchos errores. Porque estos son los que nos dan la experiencia. Porque lo que más deberíamos temer es la ignorancia pero superarla día a día, minuto a minuto. Saber es lo más sano del mundo ya que la felicidad se basa en este. Todo depende de nosotros.


miércoles, 18 de enero de 2012

Los amantes debutantes empezaron a bailar ayer.
Van girando, preludiando la sinfonía del hombre y la mujer.
Con sus rizos primerizos, la ternura les tejió una red y un soneto que en secreto les lee Bécquer para abrevar su sed.
Y nada vale nada a su alrededor, creen que inventaron el amor.
Guardan la llave del misterio a medias con el adulterio.

Tierno alarde que en la tarde cobija el parque o la catedral.
Primaveras callejeras que anidan cuando anochece en un portal.
Despedidas a escondidas. El primer beso, el primer adiós.
Y vuelta a casa, donde pasan las horas lánguidamente en un rincón.
Susurran aquel nombre como una oración y se acurrucan en su habitación, para vestir el dulce anzuelo con un manto de terciopelo.

A mi juicio falta "oficio" y es por eso que, sin más ni más, se marchitan y a una cita
uno de los debutantes no vendrá.
Desconsuelo que el pañuelo de alguien que llega consolará.
Y la noria de la historia sigue, del fondo del pozo hasta el brocal.
Buscando terciopelo en la mirada y abrazarse contra la almohada, con un amor de contrabando pasas la vida debutando...

J. M. Serrat,
dedicado a J. =)

sábado, 14 de enero de 2012

Vieja esperanza...

Hace mucho frío, y se nota. Desde luego, vivir en una zona costera cómo es la provincia de Castellón y estar a temperaturas cómo lo están en las zona del Sistema Central no hace ninguna gracia. Y es que el frío húmedo es peor que el seco. Porque se te cala hasta en los huesos por muchas capas de ropa que te pongas. Desde luego, estoy empezando a cansarme de esta situación. ¿Pero qué le vamos a hacer? La gente está tan obsesionada consigo misma, con su propio ego que no entiende el cambio tan importante que perjudica a nuestro ecosistema. Simplemente, viven el hoy y nada más. No se preocupan por el mañana y no saben que sin el hoy, no hay mañana. No habrá Tierra alguna cuando nuestros hijos nazcan. Bueno, cómo dentro de nada nos enviarán a otro planeta con una nave espacial tan grande cómo el Arca de Noé, pues nada, que le den a nuestro planeta natal, ¿Para qué si no nos importa un carajo?

Desde luego, la gente ignora de donde venimos y es de aquí, del mundo. La culpa la tiene la ignorancia colectiva de la sociedad, no los tan acusados dirigentes políticos que tanto se desprecian hoy en día. Cambiar el chip, eso es lo que tenemos que hacer. Así que, por favor, no le echemos la culpa a otro cuando la tenemos nosotros mismos. Cómo decía aquel "Vemos el hierro ajeno pero no la propia paja". ¡Y así nos va!


domingo, 8 de enero de 2012

Chaplin y su humor no correspondido...

A menudo me pregunto por los sueños. La risa es el corazón del alma. Tal vez sea por el amor o por las nubes.. Tal vez sea por mí, por mi mp4, por mi música... Tal vez sea por la vida misma. Alguien dijo una vez que la vida es demasiado corta cómo para caer bien a todo el mundo. Yo digo, seamos el mundo.

Me he acostumbrado a pensar en cómo se puede paralizar el tiempo. Hay muchas maneras, ¿Lo sabías? Necesitamos coger una pizca de humor, otra de sensatez y otra de imaginación. Pero sólo funciona si sómos capaces realmente de saber qué pizca escogemos. Si nos pasamos con el humor, el sueño se vuelve tosco a la larga, vano en esfuerzo y endeble de carisma. Otro tanto pasa con la sensatez. Pero con la imaginación...

Estoy harto de escuchar que la imaginación no tiene límites. ¿Por qué? Odio la gente que no los tiene. Los límites lo son todo: sin semáforos la gente se estamparía diariamente contra otra tanta gente que también se abre paso por la selva asfaltada de la carretera; sin cerebro, la gente se convertiría en cerdos; y ocurre lo mismo con el corazón...

El organo más subestimado del cuerpo es el dedo pequeño del pie. Dicen que sólo sirver para golpearte contra el canto de una puerta. Hace daño y es un sitio muy peligroso. ¿Y por qué no sentimos con él? ¿Acaso el corazón es un mejor órgano? ¿Acaso seríamos peores personas por pensar con el culo? ¿Por qué?...

Porque, a fin de cuentas, todo es un chiste...